Buscar
  • Victor GP

Termas de Río Jordán en las Yungas de Calilegua

Actualizado: 23 de may de 2019

Fuera de la ruta típica, un sitio menos turístico, las termas del Río Jordán

Las yungas son un tipo de selva que solo se encuentra en el norte de Argentina y Bolivia, caracterizada por ser selva de montaña, que puede estar a más de 2000 metros.

Mi destino es el pueblo de San Francisco, dentro del parque nacional Calilegua, es una comunidad indígena en las montañas que vive del ganado y el cultivo del maíz. Para llegar allí desde Jujuy tomé un bus a Libertador General San Martín, un pueblo también conocido como Ledesma. Las combinaciones para llegar a San Francisco no son buenas, sólo un bus al día a las 8am y si llueve no sale porque el camino se pone peligroso. Asi que me tocó hacer noche en este pueblo, en el que no hay nada de nada, no os quedéis aquí si podéis evitarlo.


Después de hacer noche en una pensión cerca de la terminal de autobuses, tome a las 8am del día siguiente el bus a San Francisco, fue una experiencia, parecía que el bus se iba a caer a cachos de lo destrozado que estaba y en el sólo viajaban campesinos de las montañas, yo era el único turista, en ese momento me preguntaba si me había metido en el bus correcto.

Después de 3 horas, llegué a San Francisco, un pueblo precioso, todo verde, selvático, y arriba en la montaña, muy curioso esto de las Yungas. Dos días antes estaba en el desierto de la Puna y ahora en una selva frondosa y húmeda que casi parecía el Amazonas, esto es Argentina.


Pueblo de San Francisco

Me alojé en Casa Tía Carola, la casa de una señora que ofrecía habitaciones, y sorprendentemente tenía wifi, lenta pero funcional.



Desde San Francisco se pueden hacer varias caminanas a cascadas en medio de la selva, ese mismo día hice una, es un pueblo que tiene 4 perros por habitante, y los perros cuando ven un turista que les da de comer o les acaricia, como hice yo, se te juntan hasta que te vayas del pueblo, asi que hice dos amigos perros, llamados José Luis y Mariano que estuvieron conmigo los 2 días que estuve alli.


La caminata me llevo a unas cascadas escondidas que para llegar había que bajar por un sitio resbaladizo y cruzar un río.


Al día siguiente fui a hacer lo que había venido a hacer, ver las Termas de Río Jordán. Al parecer no elegí bien la época, ya que al haber llovido las termas no iban a estar calientes porque el río las tapaba, aún así decidí ir. Es obligatorio ir con guía, asi que fui a buscar uno por la mañana pero no lo encontré, un local me ayudó y con su coche fuimos casa por casa de los guías, pero todos pasaron de nosotros, no les apetecía... Ese chico local, decidió darme unos consejos de cómo llegar hasta las termas, porque aunque el camino es fácil, también es fácil perderse y no encontrarlas.


Asi que aunque estaba prohibido hacer el camino solo, yo fui.

Asi que aunque estaba prohibido hacer el camino solo, yo fui, y después de 8km caminando por un lodazal de barro continuo que resbalaba y hacía todo mucho más interesante, llegué a las termas. El agua no estaba caliente, pero tampoco muy fría y pude bañarme y tomarme unas fotos yo mismo con el temporizador del iPhone. Las termas son muy bonitas, con un color blanquecino turquesa. Camine otros 8km por el lodazal para volver, todo en subida, cansado pero el paisaje era tan precioso que merecieron la pena los 16km.





La dueña de Tía Carola me dejó darme una ducha aunque ya tenía que haber hecho el checkout, se portó muy bien conmigo. Esa misma tarde a las 5pm tomé el único bus que sale de ese pueblo hasta Libertador General San Martin, y desde allí, otro bus a Salta para esa misma noche, tomar un vuelo a Cancún a una boda de un amigo. Fue un largo pero merecedor día.

Por último, una foto de José Luis.


Jose Luis