Buscar
  • Victor GP

Circuito W en Torres del Paine, 80km en 4 días

La mejor forma de disfrutar de Torres del Paine, desde dentro.

Después de mi aventura en el Perito Moreno, baje a Torres del Paine, en #Chile para hacer el trekking más largo que había hecho hasta entonces, 80km en 4 días, durmiendo en tienda de campaña (carpa, como lo llaman allí) en medio de la montaña.

Para alguien acostumbrado a estos trekkings, es un circuito sencillo, está muy bien marcado y los refugios bien preparados. Pero, no lo subestimes, vi a muchos pasándolo mal.

Alquilar o comprar equipo de montaña en Buenos Aires: Tienda Aliverti

Si como yo, vas a Torres del Paine desde Buenos Aires y te hace falta equipo, es muy recomendable que vayas a Aliverti.

Buenos Aires es grande, hay varios sitios, pero nada como este sitio. Es una tienda que no hace publicidad, ni tiene un escaparate, el dueño, Roberto, quiere que se conozca solamente por el boca a boca de la gente que realmente le gusta la montaña.

Cuando llegas a la tienda, encontrarás una casa sin más, no te marches pensando que ibas a ver una tienda tipo Decathlon.


Roberto es un experto en montaña, todo un gurú, era del equipo de rescate Argentino y participó en varias expediciones a 8 miles en el Himalaya. Ve a esta tienda con tiempo de sobra, porque si te interesa la montaña, acabarás hablando con él durante horas, yo entre y salí 4 horas después! Estuvo enseñandome equipos, explicándome los tipos de calentadores que existen, porque unas tiendas o carpas son mejores que otras, como colocarlas respecto al viento, que equipo hay que llevar dependiendo de la temperatura, etc.

Además, no me pareció caro comparándolo con otras tiendas que vi en Buenos Aires.


Sin duda, conocer a Roberto fue una muy buena experiencia, se puede confiar en él y me salvó de varios errores de planificación que hice.


Bajo su consejo, alquilé una tienda Norgay de una persona, de tan solo kilo y medio de peso, y fue perfecta, resistió la lluvia y los fuertes vientos, tal y como él dijo.


Además, yo llevaba un saco de dormir para 10 grados, y cuando se lo dije, directamente me saco una funda que se pone dentro del saco para darme unos 5 grados más de temperatura. Menos mal que me ofreció eso porque si no hubiera pasado bastante frio en el circuito, a la noche las temperaturas bajan bastante.


Cómo llegar del Calafate a Torres del Paine

Dado que son diferentes paises (Argentina y Chile) no existe un bus de línea que los conecte, la única forma que encontré para ir es con un servicio privado, use www.todocalafate.com y, aunque no es barato, el servicio fue puntual, rápido y correcto. Costó unos $79 dolares americanos.

Ellos se encargan de la gestión al cruzar la frontera y te pueden llevar a dos puntos: Laguna Amarga o Estancia Pudeto. Elegirás una u otra dependiendo de por donde quieras empezar tu ruta en Torres del Paine. Son los extremos del circuito W (no del circuito O, del que ya hablaré más tarde, para este, conviene ir a Laguna Amarga).


Yo bajé en Laguna Amarga, ahí te deja y fácilmente, preguntando, encontrarás un vehiculo que te lleva a Torres Central (van blanca de la foto), el refugio inicial de la ruta W que yo hice.




Necesitas tener reservados los refugios, ¿cómo funciona esto?, ¿cómo planeo todo?


Desde el 2016 las normas cambiaron en Torres del Paine debido a la afluencia masiva de turistas, por lo que tuvieron que regular el acceso a los refugios. Ahora, hay que reservar los refugios con antelación durante todos los días que estarás allí, si no tienes la reserva de todos, es posible que no te dejen pasar. Además de la reserva de los refugios, tienes que comprar la entrada de acceso al parque, esta la puedes comprar directamente allí, no hay problema. Para más información, estudiate la web de Torres del Paine: http://www.parquetorresdelpaine.cl/es/sistema-de-reserva-de-campamentos-1


Los refugios están gestionados por 3 empresas: Fantástico Sur, Vertice y CONAF.

CONAF es la empresa pública que gestiona el parque y solo tiene el refugio Italiano y el Paso en el circuito O. Estos refugios son muy básicos y gratuitos (pero también requieren reserva), e incluso diría yo que les falta mucho para ser higiénicamente sanos, por lo que aunque tengas que pagar algo, usa los refugios de Vertica y Fantástico Sur, que están muy bien adaptados, limpios y con todas las facilidades. Tienen tu sitio reservado para poner tu tienda o carpa, una cocina, baños con duchas y agua caliente! si, agua caliente!, y para los más vagos, un restaurante donde puedes comer y camas para dormir. Incluso tienen wifi de pago! Ah, y también puedes pagar con tarjeta de crédito.


IMPORTANTE: Reserva con mucho tiempo de antelación, yo lo hice con 3 meses de antelación y ya quedaban muy poquitos sitios disponibles. Se que no es fácil saber hasta donde podrás caminar cada día, por lo que tienes que hacer una estimación, en el mapa oficial de la web pone las horas que se tarda en cada tramo, fíate de esas horas, están puestas para gente que camina lento, no vas a tardar más de lo que pone. Con esa información, puedes calcular en que refugio estarás cada día.


Llega impresa tu reserva, te la pedirán en cada refugio, además de tu pasaporte.


Cómo cocinar en los refugios

Imprescindible que lleves una cocinilla o calentador o camping gas o stove o como quieras llamarlo, la web de Torres del Paine está desactualizada y pone que no se pueden usar cocinillas más que en el refugio Italiano, eso es incorrecto, se pueden usar cocinillas en todos los refugios del circuito W, menos en el refugio Chileno, dado que este está muy metido en el bosque y hay más riesgo de incendios.


La web oficial está desactualizada, aunque pone que no se pueden usar cocinillas, si que se pueden, en todos los refugios del circuito W menos en el refugio Chileno, por estar dentro del bosque.

Normas y sentido común

Esto no debería ser necesario explicarlo, pero ya sabemos que tipo de gente hay en el mundo, asi que lo cuento.


Dos normas fundamentales, prohibido hacer fuego, prohibido fumar y, como decimos en Burningman, leave no trace, es decir, llévate toda tu basura, nada se queda en la naturaleza, absolutamente nada.


Los refugios no tienen sistema de recogida de basuras por estar en sitios remotos, asi que la basura que generes te la tienes que llevar encima hasta que llegues a los refugios de comienzo y final, que son Paina Grande y Torres Central, ahí ya puedes depositar tu basura en cubos.

El fuego está prohibidisimo, hace unos años, hubo 2 incendios provocados por turistas al quemar papel higiénico, y se quemo medio parque y una gran parte fuera del parque. Los vientos son muy fuertes y el fuego se extiende muy rápido. En ese incendio, el fuego saltó todo un lago entero y llego a quemar la otra orilla.


Cuidado con los zorros y los ratones

Hay un problema con las plagas de ratones, están todos los refugios llenos. No debes absolutamente nada de comida dentro de tu tienda o carpa o amanecerá llena de agujeros, incluso estando tu durmiendo dentro.


Pon toda tu comida en una bolsa y cuélgala de alguna rama. Tiene que estar lo suficientemente alta para que los zorros no la alcancen con un salto. A veces no es fácil encontrar la rama adecuada.




El circuito W: etapas, consejos, cómo es y recomendaciones


Hay numerosas guías en internet de como hacer cada etapa, asi que no voy a repetir eso. En cambio voy a escribir cosas que yo no pude encontrar en internet y las tuve que descubrir cuando ya estuve allí.


El sendero, usa botas de montaña que te protejan el tobillo

El sendero está muy bien marcado, no hay pérdida, pero el suelo es difícil. La mayoría del circuito andarás sobre piedras sueltas, grava, raíces, etc. no es un camino cómodo, es por ello por lo que recomiendo botas de montaña que te protejan el tobillo. Lo último que quieres es una pisada tonta y tener un esguince de tobillo, y más si vas solo como yo fui.


La importancia del peso en tu mochila

Mientras caminaba se me ocurrió la siguiente similitud. Hay 3 tipos de personas haciendo el circuito:

  • Los que van como un Ferrari: van sin mochila o con mochila pequeña (de día)

  • Los que van como un camión vacío: van con mochila pero sin saco de dormir ni tienda o carpa, ni comida, porque duermen en camas de los refugios y comen en los restaurantes.

  • Los que van como un camión grande y cargado hasta arriba: los que se toman esto en serio y llevan tienda o carpa, saco de dormir, esterilla (o aislante) y comida para todos los días.


La similitud con la carretera es porque en el camino, unos van adelantando a otros dependiendo el vehículo que sean. Esto quiere decir, que si eres de los que llevan mucho peso, irás mucho más lento.


Es muy importante que lleves las cosas justas, por experiencia os digo, que los tramos más duros, fueron los que tuve que hacer con mi mochila cargando todo, incluso aunque fueran caminos sin desnivel.


No haces todo el circuito con la mochila, las subidas a los miradores y a las Torres del Paine las haces con una mochila de día que conviene llevar, y dejas tu mochila pesada en los refugios que están en la base. Si tuvieras que subir hasta estos sitios con la mochila pesada, más de uno, como yo, nos daríamos la vuelta. Yo llevaba unos 18 kilos...


Compra de equipo directamente allí

Si no tienes todo lo que necesitas, allí en los refugios puedes comprar lás cosas más básicas, como linterna, propano, ropa de abrigo, etc. Es bastante caro, pero te salva de algún error de planificación.

No lleves mucho propano, con una de las bombonas pequeñas es más que suficiente, si se te gastara, podrás reusar bombonas que va dejando la gente por los refugios cuando ya les queda poco. Yo eso hice varias veces, y al final la mía me sobró más de la mitad.

Las etapas del circuito W, según las hice yo

Hice el circuito empezando en Laguna Amarga y terminando en Paine Grande, se puede hacer al revés, pero preferí hacerlo de esta forma porque la subida a las Torres del Paine es la más dura, asi que preferí hacerla el primer día ya que mis músculos estaban más descansados.


Primera etapa: la más dura, 34km y primer contacto con mi pesada mochila

La etapa consistía en subir temprano a las Torres del Paine desde Torres central, solo con la mochila de día, volver a Torres Central, cargar la mochila pesada y caminar a refugio los Cuernos durante 11km.


La idea es llegar a las Torres del Paine a ver el amanecer. En Torres Central conocí una pareja de Chilenos que me dijeron que tardaron 4 horas en subir, la chica tenía las rodillas reventadas asi que pense que yo lo podría hacer más rápido. En vez de salir a las 4am como ellos hicieron, yo sali a las 4:45am y tardé solamente 2 horas y media en subir. Son unos 11km de subida, y otros 11km de bajada. La subida tiene bastante pendiente hasta llegar a refugio Chileno, y tambien bastante pendiente la última hora de subida.


Una de las mejores experiencias la sentí aquí, cuando subiendo nada más empezar, totalmente de noche, yo solo por la montaña con mi linterna, el silencio era absoluto, sólo se oían grillos y de vez en cuando, crujidos de los glaciares que la montaña tiene arriba. Era una paz infinita!

Una vez visto el amanecer, descenso a Torres Central, y después de hacer 22km, toca desmontar la tienda, ponerte la pesada mochila a los hombros y caminar 11km más. Sin duda, estos 11km fueron los más duros de todo el circuito, cada 200 metros tenía que para durante unos segundos, no podía caminar más tramo sin parar.


El tramo de 11km no tenía mucho desnivel, pero era todo subidas y bajadas, como una montaña rusa. Por fin llegué al refugio los Cuernos.


El refugio los Cuernos es sin duda el más bonito, está metido en el bosque con un lago delante creando unas vistas preciosas.




Ahí conocí una pareja Chilena, mayores, de unos 55 años. Estaban sufriendo. Ni tenían equipo adecuado, ni un fisico para hacer esto. En los últimos 11km los adelante, y me sorprendí, sobretodo por la mujer, porque iba muy lenta, con calzado de atletismo y agarrándose en las bajadas porque se iba cayendo. Además, ambos llevaban mochilas super pesadas, parecían aún más grande que la mia. Me puse a hablar con ellos y era la primera vez que hacían algo así, un amigo les había dado envidia y se habían animado. Aunque estaban sufriendo lo consiguieron, me los encontre más veces más adelante, y poco a poco, al final lo terminaron entero. Bravo por ellos!


Segunda etapa: refugio Italiano está cerrado!

Mi idea era quedarme en refugio Italiano, pero estaba cerrado por temas sanitarios, asi que en vez de llegar hasta Italiano, me quedé en el refugio Francés, no tenía reserva pero al haber pasado esto, estaban haciendo excepciones y dejando a la gente quedarse a dormir como fuera.

Esto supuso que tuve que hacer 4km más extra, ya que el objetivo era subir a los miradores Francés y Británico desde Italiano, pero tuve que hacerlo desde refugio Francés, que son 4km más.


Monté la tienda y dejé mi mochila en Francés, y con la mochila pequeña empecé a subir a los miradores, a mitad de camino, empezó a llover, no mucho, pero lo justo para mojarte bastante. Y es aquí donde me di cuenta del principal error de planificación que tuve, no tenía ropa buena para el agua. Llevaba un poncho que me fue muy bien en el Camino Inca de Perú, pero aquí no valía. Subir una pendiente considerable y con viento llevando un poncho, es muy incómodo. Para la siguiente, lección aprendida, nada de ponchos, a comprar algo de GoreTex.

Subi al Mirador Frances, y aunque llovía y se veía poco, es impresionante, se puede ver el glaciar Francés como va bajando por la montaña. Decidí no subir al mirador Británico, eran 2 horas más y en esas condiciones meteorológicas no merecía la pena.


El total de esta etapa fueron 13km, fue sencilla.





Tercera etapa: haciendo buenos amigos!

La etapa va desde refugio Francés a refugio Grey. Es una etapa que parecía sencilla porque no había mucho desnivel, pero es larga, total 21km y todos con la mochila pesada. Pero, mi cuerpo ya se había acostumbrado al peso, lo que dolía en las piernas en la primera etapa aquí ya no dolía e incluso con tantos kilos a la espalda, yo iba como un tiro, caminando rápido.

Salí a las 9am hasta refugio Paina Grande, son 10km, ahí descanse y comí algo. Después, el tramo más bonito, de Paina Grande a Grey, que recorres por la orilla de un lago lleno de mini icebergs y al fondo del lago, está el impresionante glaciar Grey.

Es un tramo relativamente sencillo, pero hay una zona de vientos muy fuertes y otra con bajadas y subidas que tienes que usar las manos para no caerte.




Llegue al refugio Grey, puse mi tienda, y ahí conocí a 3 personas con las que seguí el resto del viaje: Jennifer (Chilena), Manuel (Chileno) y Leire (Española, aunque como ella matizaba, vasca).

Cenamos juntos y tomamos cervezas hasta las 12 de la noche, ellos venían de hacer el circuito O, este circuito es casi el doble de largo que el W, son unos 130km y es en Grey donde se unen el O y el W. Jennifer llevaba las rodillas destrozadas, yo no se como podía seguir caminando..., Manuel iba bien, pero al final las rodillas también le pasaron factura, y Leire era una máquina, estoy seguro que podría hacer el O corriendo, iba sobrada. Por supuesto, ella ya está acostumbrada a este tipo de aventuras, había hecho varias antes.


Hacía una noche perfecta, sin viento, incluso hacia calor, algo raro en ese refugio al lado del glaciar,... la calma que precede al caos del día siguiente.

Yo tenía planeado hacer un tour de kayaking en el glaciar Grey para la mañana siguiente pero me dijeron que lo cancelaban debido a fuertes vientos con lluvia que iba a haber la mañana siguiente.

Nos fuimos a dormir y empezó a caer el diluvio y a soplar un viento muy fuerte, cada vez que soplaba, desde la tienda parecía escucharse como si pasara un tren. Listo de mi, que coloqué la tienda por la tarde entre árboles, no se por que, me veía venir esto, y decidí protegerla del viento. No se yo si hubiera aguantado la tienda sin la protección de los árboles.


Cuarta etapa: Lluvia y el viento más fuerte que he visto nunca

Quería despertarme pronto para ir a ver los puentes colgantes que hay entre refugio Grey y El Paso, pero llovía tanto que no fui. Decidi quedarme dentro de la tienda durante varias horas, despierto, esperando a que la lluvia remitiera un poco. Como no paraba, al final sali y me fui a desayunar, donde me encontre a mis 3 amigos haciendo lo mismo.

A las 12 dejó de llover, y entre el barrizal y los charcos que se montaron, conseguí desmontar la tienda sin mancharla mucho, toda una proeza.


Salimos hacia Paina Grande los 4 juntos, era una etapa fácil, solamente 11km. Jennifer se quedó atrás, sus rodillas no podían más. Manuel también tuvo que caminar algo más despacio por dolor en sus rodillas, y a mi me empezó a doler el talón de aquiles, no mucho dolor, pero también aminoré porque esa parte del cuerpo es la última que te quieres lesionar. A esa altura yo ya llevaba 75km encima... y Leire, pues bueno, como una rosa, a su ritmo la primera.


Este tramo fue más divertido de lo que esperaba, esa zona de fuertes vientos que contaba antes, sumado a los fuertes vientos anunciados para ese día, hizo que caminar fuera todo un reto. Parecía que alguien invisible te empujaba de lado a lado, vi a más de uno caerse al suelo por los golpes de viento, que al llevar las mochilas tan grandes, aun empuja más, y para equilibrarte, tienes que soportar no solo tu peso, si no el de la mochila también. Yo me iba riendo solo por el camino al ver este espectáculo!


LLegamos a Paina Grande, un refugio gigante, nos pusimos a beber cerveza y vino, estuvimos hasta las 2am!! Yo ya había acabado el W, asi que no había problema si al día siguiente tenía resaca.

Conocimos a Tiago, un brasileño que era fotógrafo y estaba de voluntario trabajando ahí, nos llevo a un sitio secreto, a la orilla del lago, había un arbusto que protegía del fuerte viento, te metías detrás y era cero viento, como si fuera magia. Ahí levante la cabeza para ver el cielo, y encima del lago, vi el cielo nocturno más claro que nunca había visto, se veía la Vía Láctea perfectamente, cero contaminación lumínica! Era espectacular, qué bonito!! Ahí estuvimos los 5 un rato largo.



Después, a dormir, de nuevo, colocamos las tiendas en un sitio resguardado del viento que desde por la mañana seguía soplando fuertemente. Esa noche dentro de la tienda fue interesante, las barras se doblaban que casi tocaban el suelo, tenía que moverlas con las piernas para darle más resistencia a la tienda, pero aguanto perfectamente, en ningún momento sentí que no fuera a aguantar.

Ya nos dijeron allí que más de una tienda había volado porque no la había montado correctamente o no la habían orientado bien.


Al dia siguiente desperté, desarme la tienda, me despedi de mis amigos, y me fuí en el catamarán que te lleva a Estancia Pudeto.