Buscar
  • Victor GP

Cumbre a 6088m en Huayna Potosi!

Ascendí a 6088m en una excursión de 3 días, uno de los retos más duros que he hecho nunca.

Después de mi aventura por Torotoro hice noche en Cochabamba y al día siguiente por la mañana tome un bus a La Paz, la capital actual de Bolivia.

La Paz


Tengo un cierto amor-odio por La Paz

La Paz es una ciudad muy grande, y tengo un amor-odio hace ella.

Es bonita, esta metida entre montañas y las laderas de estas están llenas de casas de ladrillo apelotonadas, y eso es bastante impresionante de ver. Todas las casas, están sin terminar, según me contó un Boliviano es porque nadie termina del todo sus casas porque si no están terminadas, no pagas impuestos por ella, asi que todo parece estar a medias, pero es a propósito, esto le da un carácter muy peculiar a la ciudad.

Desde el año pasado, una de los grandes avances que el presidente Evo Morales ha hecho, es poner un sistema de transporte público basado en telesférico, que conecta varias partes de la ciudad. Es muy recomendable tomarlo y ver las vistas que tiene, son realmente impresionantes.



La parte del odio a La Paz esta relacionado con el mismo problema que todas las ciudades de Bolivia tienen, pero que en La Paz es aún mayor, y es el caos de tráfico, la contaminación y la cantidad ingente de personas que hay por la calle. Todo sin ningún tipo de orden, pero que de alguna forma, esa anarquía funciona. En La Paz todo va a gritos, nadie respeta las leyes de tráfico, ni peatones ni coches, pero no hay atropellos, la forma de evitarlos es a gritos y pitidos del claxon del coche y entonces la gente se aparta. Pero lo peor era cada vez que había que entrar o salir de la ciudad, es tal es continuo atasco que tienes mínimo una hora solo para salir de ella.


En fin, es un agobio de ciudad, pero es bonita e impresiona. Hay gente que decía que es peligrosa, yo no lo creo, caminé de noche con mi mochila de turista por barrios que no conocía y no tuve ningún problema, pero como siempre, sentido comun e identifica bien en los sitios donde te metes, por si acaso tienes que salir rápido.




Mercado de La Paz, varios kilómetros de mercado, nunca había visto uno tan grande

Ascenso a Huayna Potosi: 6088 metros sobre el nivel del mar


Descubrí este ascenso gracias a un amigo que ya lo había hecho años antes, vi sus fotos y dije, esto tengo que hacerlo yo. También, el hecho de poder decir que he estado a más de 6000 metros me llamaba la atención, no todo el mundo puede decirlo.


Este amigo me recomendó la agencia High Camp Lodge, y con ella fui. Hay opción de hacer el ascenso en 3 o 2 días, recomiendo la de 3, simplemente porque podrás aclimatar mejor. El precio de 3 días son 850 bolivianos y el de 2 son 650 bolivianos. La verdad que todo fue bien con esta agencia y la recomiendo.


En resumen, el ascenso sobre ruedas, mejor de lo que esperaba, prácticamente no tuve problemas con la altura y físicamente no fue tan dificil, creo que la motivación psicológica que tenía ayudo mucho, tenía muchas ganas de hacerlo.


Como siempre en montaña, da igual lo complicado o sencillo que parezca, hay que tenerle mucho respeto, y más cuando hay altura porque nunca sabes como tu cuerpo va a reaccionar, el mal de altura puede darle a cualquiera, incluso al más experto.


Huayna Potosi de lejos


Dia 1: Noche a 4800m, escalada en hielo y práctica de uso de crampones y piolet


El primer día es tranquilo, pero muy útil y divertido. Te llevan en un vehículo hasta el campo base a 4800 metros, allí hay un refugio de montaña, con un salón para comer y una sala grande llena de colchones en el suelo donde dormir. La temperatura dentro de la sala de noche es de 0 grados, y afuera estás a -10.


Salón para comer


Habitación

Dejé mis cosas y conoci al guía, se presentó como El Matador, aunque luego descubrí que se llamaba Eloy, yo era el único en esta agencia asi que fuimos él y yo solos, mejor, fue como un tour privado. Le gustaba correr por la montaña por que le empecé a llamar Kilian (por Kilian Jornet).

Caminamos durante media hora y me llevó a un glaciar para enseñarme el correcto uso de los crampones y el piolet, asi como la técnica de seguridad que consiste en ir atados con cuerdas por si alguno cae por una grieta los demás pueden sujetar su caída.


Para mi propio recordatorio voy a poner los 5 posibles pasos del uso de crampones, si no lo anoto aquí ahora, se me va a olvidar en el futuro:

- Paso 1: andar normal con crampones

- Paso 2: con algo de pendiente, subir totalmente de lado cruzando los pies, uno por encima del otro

- Paso 3: con mas pendiente aún, un pie girado perpendicular a la pendiente y el otro solo clavando los dos pinchos de delante del crampón.

- Paso 4: ambos pies abiertos con bastante separación entre las piernas

- Paso 5: ya para mucha pendiente, usando el piolet para poder escalar ya que con esa pendiente no solo puedes fiarte de los crampones


Esta informacion fue ítil porque tuve que usar todos los pasos en la subida la cumbre, incluso el paso 5 en un tramo complicado.


Después, llego lo divertido, escalada en hielo en ese mismo glaciar. Una pared de 30 metros! LLegamos por la parte de arriba, y me tocó bajar haciendo rapel, una vez abajo me dispongo a subir con lo que me había explicado previamente que fue prácticamente nada, me dijo, usa los dos piolets y clava bien los crampones en el hielo. Y eso intente, y no conseguía subir, los crampones no se clavaban, los piolets tampoco, no hacía más que caerme y agotarme. Poco a poco iba subiendo pero mis brazos y mis manos no podían más, los piolets eran pesados, clavarlos cansaba y una vez clavados, sacarlos del hielo aún más. Cada paso era un resbalón de los pies, y mil intentos para clavar el piolet... pensaba que no llegaba arriba, acabe físicamente muy agotado, y bueno, también influia que estaba a 4800 metros. Me dijo que si quería volver a intentarlo, y le dije que imposible. Me gustó, pero me pareció muchísimo más duro de lo que pensaba.




Volvimos al refugio, cenamos una sopa de verduras y un poco de pollo, conocí a un chico Suizo, dos Belgas y un Canadiense, y después de hablar un rato a dormir.


Dia 2: Del campo base al campo alto, dormir a 5130 metros.


Este día se preveía tranquilo también, solo tenía que subir 330 metros. Después de desayunar café, mermelada y mantequilla tuvimos un rato para descansar. Luego nos dieron de comer sopa de arroz, verdura y carne.

Las instrucciones era preparar todo el equipo técnico, meterlo en la mochila y caminar hasta el campo alto.


El equipo técnico que la agencia me había dado consistia en:

- Crampones y piolet

- Polainas

- Botas de alta montaña (précticamente igual que unas botas de esqui, un poco menos rígidas, pero incómodas también)

- Pantalón interno de algodón

- Una especie de verdugo de algodón para la cabeza

- Manoplas

- Pantalón de alta montaña

- Abrigo de alta montaña

- Casco

- Linterna

- Saco de dormir de -10 o -15 grados


Todo eso, lo meti en mi mochila y empezamos a caminar. Esos 330 metros no fueron tan fáciles, la altura ya se notaba y a la mínima que acelerabas un poco más de lo normal, te quedabas sin aire. Y el peso de la mochila me estaba matando, calculo que llevaria como 16 kilos al menos.




Después de hora y media de caminata, llegamos al campo alto. Las vistas son impresionantes y al lado hay un nido de águilas que no se asustan de las personas.

El chico canadiense que conocí, estaba volviendo, ya se encontraba mal por la altura y no pudo aguantarlo. El primero que caía.


Los guías nos decían que esa noche era clave para poder subir a la cima, dormir a esa altura no es fácil, tienes problemas para respirar por lo que mucha gente no consigue dormir, y si eso pasa, olvídate de poder subir a la cima.

Nos dieron de cenar a las 5pm, y a las 6pm teníamos que estar ya durmiendo, por qué? porque a las 12 de la noche de ese día, nos despertabamos para empezar la caminata de noche a la 1am. Hay que subir de noche porque si no, el regreso lo tienes que hacer cuando la nieve esta mas blanda y hay más riesgo de avalanchas.

Refugio de la segunda noche a 5130m

Huanya Potosi desde el campo a 5130

Yo estaba fisicamente perfecto, ni siquiera dolor de cabeza que es el primer síntoma del mal de altura. Me fui a dormir y dormí del tirón hasta que esa misma noche nos despertamos. Todo iba a la perfección de momento y yo estaba muy motivado.



Dia 3: subida a la cumbre


Nos despertamos a las 12, nos dieron algo de desayunar (aunque bien podria llamarse cena), nos pusimos el equipo y a la 1am empezamos el día clave de toda esta aventura. Con muchas ganas, pero con mucho respeto, aún no estaba convencido de que podría conseguirlo.


Primero media hora de subida por piedras con hielo, de noche, con la linterna, resbaladizo, atado con una cuerda al guía y poco a poco para no caer o torcerte un tobillo a lo tonto.


El mal de altura:

Despacito, siempre despacito, el truco para soportar la altura es ir a un ritmo tranquilo, que no te haga respirar más de lo normal, porque tu cuerpo no va a ser capaz de obtener el oxígeno necesario. Si le obligas a respirar más de lo normal, sentirás que te quedas sin aire, eso te producirá ansiedad, agobio, dolor de cabeza, mareos y tendrás que abandonar si no quieres empeorar.

En los casos graves, directamente pierdes el sentido común y te vuelves loco, haces cosas como quitarte la ropa, o empezar a correr o diréctamente suicidarte, de todas formas, es muy dificil llegar a esa situación y dudo que se de a 6000 metros, supongo que esto solo pasa a 7000 o más, y hay mil síntomas anteriores para evitar llegar a esa situación. Y bueno, cuando la cosa se pone fea, la solución es respirar oxígeno, los guías llevan unas botellas de este gas por si te pones realmente mal.

A parte de eso, existen unas pastillas que ayudan o incluso previenen el mal de altura. No es recomendable tomarlas hasta que no te empiezas a sentir mal, por dos motivos.

El primero es que si cada vez que haces esto tomas pastillas para prevenir, nunca conocerás los límites de tu cuerpo, nunca sabrás hasta cuanto puedes aguantar, y si algun día no dispones de esas pastillas, estarás en problemas porque no sabrás como afrontar la situación.

Y segundo y más importante, las pastillas pueden emascarar un problema más grave, si resulta que físicamente te está afectando la altura pero al haber tomado las pastillas te sientes bien, podrías tener un problema oculto más grave, como un edema pulmonar por ejemplo y no darte cuenta hasta que ya es demasiado tarde.




Una vez pasada la zona rocosa, llegamos a la nieve/hielo. Nos ponemos los crampones y empiezo a caminar como me habían enseñado. A partir de ahí, es todo más o menos igual, todo hacia arriba, a veces más empinado, otras menos, pero poco a poco, con alguna parada para coger aire y descansar. En mi opinión, subir de noche es mejor, porque al no ver lo que te queda por delante, no te desmotivas si estas cansado.

La subida cansaba, no cansancio muscular, pero axfisia respiratoria, mientras caminábamos, me venía a la mente todo el rato que parecíamos osos perezosos, nos movíamos lento lento, pasos cortos y muy despacio.


Segun alcanzabamos altura, se notaba más que el aire faltaba, pero yo seguía perfecto, ni un solo dolor de cabeza. Estábamos ya a 5600 metros y todo sobre ruedas. A esa altura, hubo algún paso que tenías que tirar del piolet para asegurar, ya que era muy estrecho y había un precipicio que ni siquiera veia el fondo, yo preferí ni mirar, mucho vértigo!



El suelo de repente cambia y en vez de ser nieve, son piedras gigantes de hielo, pense que era normal, pero despues escuché a los guías decir que al parecer, el día anterior había habido una avalancha, que por suerte no pilló a nadie, estaban bastante sorprendidos porque no se la esperaban.


Cuando llegamos a 5900 metros, tuve problemas. Noté un ligero dolor de cabeza, pero no me preocupé, a los 20 minutos me empecé a marear y a tener algo de náuseas.

Cuando llegamos a 5900 metros, tuve problemas. Noté un ligero dolor de cabeza, pero no me preocupé, a los 20 minutos me empecé a marear y a tener algo de náuseas. Antes de que esto llegara lejos y se pusiera peor, le dije al guia de parar y me tome las pastillas que me habían recomendado, comí algo de chocolate y bebí te de coca. Seguí caminando pensando que si no se pasaba, no iba a llegar, pero esas pastillas fueron un milagro y todos los males se fueron.


Uno de los chicos belgas se retiró, no paraba de vomitar, lo intentó como pudo pero no lo consiguió.

Los ultimos 200 metros, de 5900 a los 6088 es un zigzag con mucha pendiente y fisicamente más duro, lo mejor es no mirar arriba para ver cuanto queda, y después de un rato, sin darte cuenta, ya estás en la cima viendo el amanecer.



Alegría, es lo que se siente cuando estás allí y felicidad de que has conseguido algo dificil. El paisaje es espectacular, se ve La Paz y el lago Titicaca de fondo, toda la coordillera andina, el sol saliendo en un tono rojizo por el horizonte... no se puede describir con palabras.







Después de unos 15 minutos celebrándolo arriba, toca bajar, la bajada es fácil, pero es un poco rompe piernas y duro para las rodillas a la vez que preciosa ya que ves todo lo que subiste que no se veía por la noche.


Huayna Potosi dicen que es unos de los 6000 más facil del mundo, y no me sorprende, el requerimiento físico es moderado-alto, he hecho treks más duros, pero el problema es la altura, no es nada fácil controlarla. Toda la gente que estaba ahí, estaban experimentando con la altura. Unos lo consiguieron y otros no. A parte de los chicos que vi que se retiraron, me dijeron después otros tampoco llegaron arriba. Dicen que solo un 60% de la gente consigue hacer cumbre.

51 vistas