Buscar
  • Victor GP

Torotoro (Bolivia), un tesoro aún no conocido

Pronto tendremos un Jurassic Park en la vida real, estará en el centro de Bolivia

En el centro de Bolivia hay un parque natural llamado Torotoro. No es muy conocido, o al menos, no esta en las rutas normales de la gente, ademas, llegar no es facil.


Como llegar


La única forma de llegar a Torotoro es desde Cochabamba, y Cochabamba no es una ciudad interesante, está mínimo a 6 horas desde cualquier otro punto de interés.

Yo fui a Cochabamba desde Sucre, como los horarios de autobuses no eran buenos, solo salían de noche y era por la mañana, me monté en una combi que salen cuando se llenan de pasajeros, es decir, nunca sabes a que hora salen, llegas allí, y esperas a que se llene. Espere como 45 minutos, se llenó e hicimos un viaje de casi 8 horas, por culpa del atasco, en una combi bastante antigua y todos apretados, creo que si puedo evitarlo no lo volveré hacer, pero esto es Bolivia y asi funcionan las cosas.


Cochabamba


Solo estuve unas horas, y acabé desesperado, lo típico de las ciudades de Bolivia: caos. Coches y gente por todos los sitios, contaminación causada por vehículos antiguos, ninguna norma de circulación, si tienen que atropellarte lo harán sin problema tú eres quien te tienes que apartar. Mi hotel estaba en medio de un mercado, y era el día grande, asi que esto que cuento lo multiplicas por 10, tarde al menos una hora en encontrar el hotel entre tanta gente, el único extranjero ahi con mi mochila gigante azul y amarilla, no era un buen lugar para llamar la atención. No me atreví a sacar el iPhone para hacer fotos de este loco lugar.


Al día siguiente por la mañana, tome el único vehículo a Torotoro, no es un bus de línea, si no una van como la que fue de Sucre a Cochabamba.


Torotoro


El viaje desde Cochabamba a Torotoro dura otras 6 horas, pero esta vez por un camino de tierra y piedras que cansa bastante. Pero una vez que llegas al pueblo de Torotoro, dentro del parque nacional ya ves que tiene su encanto.

Es un pueblo pequeño, que tiene 2 o 3 hostales, un par de bares, un mercado y alguna tienda de comida. Y por lo que se ve todo esto es nuevo, desde que declararon la zona como parque natural hace unos años, ha empezado ha llegar algo de turismo pero poco tiempo atrás, no había nada de nada en este pueblo y los pocos turistas se alojaban en casas de gente.





Museo de fósiles


El pueblo en si, al ser tan pequeño no tiene mucho, sólamente cabe destacar un museo de fósiles un tanto curioso. Es en realidad la casa de unos locales en la que el dueño, un hombre de más de 90 años, lo ha rellenado al máximo de fósiles, todas las paredes, columnas, suelo, techo, puertas, etc. estan llenas de fósiles, no hay ni un milimetro libre, y lo mejor, es que estos fósiles fueron recogidos en los alrededores por este mismo hombre desde hace 50 años.





Ciudad de Itas y Caverna de Umajalanta


Uno de los típicos tours que salen desde el pueblo es a la Ciudad de Itas y la Cueva de Umajalanta.

La Ciudad de Itas es una zona de rocas verticales que emulan a una ciudad, dicen que los Aimaras, civilización que compartió parte de su tiempo con los incas, vivían alli (Ita significa piedra en Aimara). La Cueva de Umajalanta es interesante si quieres probar la espeleología, es sencilla, aunque en algunos momentos hay que arrastrarse y llenarse de polvo, verás lagos subterráneos, sifones, cascadas etc.

Los guías, hablaban un español roto, y por primera vez su idioma principal no era Quechua, sino Aimara, curioso!

Ciudad de Itas, aquí los locales celebran bodas y otros eventos


Cañon de Torotoro, cascadas del Vergel y el Chiflón


Otro de los tours más comunes, y el más interesante, es el del cañon Torotoro acabando en las cascadas del Vergel, además se puede extender con otro tour a el Chiflón, si te apetece caminar un poco más, y yo realmente lo recominendo porque es un trekking muy divertido. Caminas desde el pueblo por dentro de un cañon inmenso y super vertical y cuando llegas a la cascada del Vergel, te relajas, puedes bañarte si quieres, el agua no esta muy fría pero tampoco caliente y después, comienza la segunda parte en la que subes por dentro del cañon todo hacia arriba, la caminata es divertida y no es tan fácil, esta llena de piedras por las que saltar para ir cruzando el río de lado a lado múltiples veces.



Vistas desde arriba del cañon antes de bajar





El secreto de Torotoro

Torotoro no es famoso por los cañones ni por las cascadas, es famoso por las huellas y los restos de dinosaurios. Ya al llegar al pueblo ves que bastantes cosas estan ambientadas en dinosaurios o temas prehistóricos.

Cerca del pueblo es muy fácil ir a visitar las huellas, yo soy de Soria, ciudad de España donde también hay mucha tradición cretácica y se pueden ver muchas huellas de dinosaurios, pero si lo comparo con Torotoro, lo de Soria es insignificante.

En Torotoro puedes encontrar huellas de ornitópodos, diplodócidos, carnívoros e incluso de aves como el pterodáctilo. Todos los que vimos hace años en Jurassic Park, están ahí, incluso el T-Rex y sobretodo velociraptores. Es muy fácil diferenciar las huellas porque están muy bien marcadas y hay cientos, y lo mejor, que al haber muy pocos turistas, no esta el acceso delimitado y puedes incluso caminar por encima de las huellas (aunque no recomendable para no desgastarlas), esto es todo un privilegio, a ver dónde encuentras huellas a las que puedas acercarte tanto, y en Torotoro, seguro que en un par de años ya tampoco se puede hacer.


Huellas de velociraptor (supuestamente)

Huellas de diplodócido



¿Por qué esto es tan importante?


El día del tour del cañon, al volver ya al pueblo, pasamos por otra zona de huellas y nos encontramos a varios paleontólogos trabajando, nos acercamos y lo que habían hecho era espectacular. Habían trabajado durante varios días limpiando el suelo de la montaña con escobas para desenterrar miles y miles de huellas de velociraptor y otros (aunque dijeron que esto estaba por confirmar), y no solo se marcaban las huellas, también estaba marcada en la roca el movimiento de la cola cuando arrastra por el suelo, algo por lo que el paleontólogo jefe estaba emocinado porque no es nada fácil encontrar algo así.


Resultó que el paleontólogo jefe era español y vivía en Los Angeles asi que cuando le dije que yo también y que además vivía en San Francisco, empezamos a hablar más de lo habitual en estos casos, y ya cuando le dije que soy de Soria y me contó lo que sabía de los dinosaurios de ahí, pues mas aún.

Entre muchas cosas me dijo que lo que hay en Torotoro es uno de los yacimientos de huellas de dinosaurios mas grandes del mundo, y que esté prácticamente sin explotar, esas miles de huellas que tenían ahí, no era nada comparado por todo lo que queda por descubrir en la zona.


Y es por esto que creo que Torotoro es un tesoro, si lo hacen bien, dentro de unos años será un destino para turistas que buscan temas relacionados con los dinosaurios, será lo mas parecido al parque Jurásico de la película, quitando toda la ficción claro.